Menopausia y Osteoporosis


Sabemos que nuestros cuerpos requieren calcio y vitamina D para construir y mantener huesos poderosos. 


Según su reciente libro titulado "Prevención e inversión de la osteoporosis", por el Dr. Alan Gaby, se necesitan más vitaminas de las que creemos para prevenir la fragilidad de los huesos, incluidas las vitaminas K y B; así como minerales como magnesio, fósforo, flúor, sílice y boro. 


La idea es proporcionar suficientes suplementos combinados para nuestros cuerpos para hacer una gran cantidad de colágeno saludable, que es el tejido conectivo utilizado para crear cartílagos y huesos. El colágeno también "une" nuestras células y, como resultado, una persona con buen colágeno tiene una piel de aspecto saludable, mientras que otra tendrá la piel delgada y arrugada.

Un hueso sano cortado por la mitad se parece a una esponja. ¡El cuerpo deposita calcio, fósforo y otros minerales en todas esas fibras conectivas y obtienes huesos saludables! Los agujeros le dan al hueso su flexibilidad, y no tendrá huesos saludables si no tiene suficiente colágeno para depositar los minerales. 

El colágeno es principalmente una proteína que está hecha de aminoácidos. Nuestros cuerpos pueden crear algunos de nuestros requisitos, pero también necesitamos cantidades adicionales de nuestros alimentos y suplementos, incluidos lisina y praliné. La vitamina C también es necesaria para crear colágeno. 

Ahora sabemos cómo se pueden fortalecer los huesos, pero ¿cómo se ve afectado este proceso por la menopausia? La pérdida de estrógeno debido a la menopausia o posiblemente la extirpación quirúrgica de los ovarios puede acelerar la pérdida ósea por un período de hasta 8 años. Está bien establecido que reemplazar ese estrógeno ayuda a proteger contra el riesgo de osteoporosis.

Con mayor frecuencia, los huesos de las mujeres se vuelven frágiles a medida que envejecemos y no es raro que se rompan los huesos de la muñeca, la columna vertebral y la cadera debido a la osteoporosis. Desafortunadamente, una fractura como en la cadera, incluso puede acortar nuestra duración de vida por lo que es importante prestar atención a la salud de nuestros huesos.

¿Qué se debe hacer para prevenir la osteoporosis después de la menopausia?

En primer lugar, consuma los alimentos ricos en calcio (aproximadamente 1,000 mg por día) y puede mejorar el crecimiento óseo incluyendo: sardinas, salmón, mariscos y vegetales de hojas verdes como acelgas, remolacha, col rizada, hojas de mostaza, acelgas , espinacas, hojas de diente de león, berro, perejil, achicoria, hojas de nabo, hojas de brócoli, almendras, espárragos, melaza, brócoli, repollo, algarroba, higos, avellanas, avena, ciruelas pasas, semillas de sésamo, tofu y otros productos de soya. Los alimentos ricos en vitamina D incluyen aceites de pescado como los que se encuentran en el salmón, la caballa, las sardinas), los huevos (incluidas las yemas), la batata, el atún, los aceites vegetales y el aceite de hígado de bacalao. Obtener 15-20 minutos diarios de exposición a la luz solar también puede aumentar la producción de vitamina D.

El ejercicio es crucial; en particular, necesita ejercicios con pesas, como caminar, Tai Chi, bailar y entrenamiento con pesas para reducir las posibilidades de huesos quebradizos al menos dos veces por semana. Incluya de 15 a 60 minutos de actividad aeróbica dos o tres veces por semana. Evite las actividades de alto impacto e incluya ejercicios de estiramiento. 

Finalmente, use suplementos de alta calidad recetados por su médico o proveedor de servicios de salud, y sí, no se olvide de divertirse. 


La información de este artículo es solo para fines educativos y no pretende ser un consejo médico.

Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...